Las ventajas de comenzar la práctica del yoga al inicio de curso.

Estamos comenzando Septiembre, recién llegados de vacaciones y con mil cosas por hacer. La mayoría entramos en estos días sin una dirección, cansados (muchas veces no asociamos vacaciones con descanso) y bastante dispersos. La estación comienza su cambio y la disminución de la luz que nos va invitando a parar tropieza con el ritmo acelerado de estos días. Hacernos conscientes de todo esto nos permite ir desacelerando paulatinamente y en esto el yoga puede ser tu gran aliado.

Seguro que este verano has estado pensando y planificando que cambio hacer en tu vida tras las vacaciones, el verano energéticamente es un momento muy creativo, ese sol que nos alumbra en su máximo esplendor la mayor parte del día nos incita a pensar de forma creativa, a hacernos propósitos, planificaciones y a visualizar todo aquello que nuestro interior nos está demandando. Pero la creación hay que traerla a la forma, es una imagen abstracta que nace en lo más profundo de nosotros y que igual que llega se va, al parecer lo que no concretas aunque sea con una pequeña acción en 21 días desaparece de tu consciente.

Por estas dos razones el mejor momento para iniciar la práctica es el mes de septiembre, aprovechar esas buenas intenciones que se han gestado en ti y darle a estos días de retorno esos momentos de conexión contigo misma/o son  un regalo que te aportarán grandes beneficios.

Por otro lado y no menos importante es comenzar un nuevo proyecto desde la base, como quien coloca los cimientos antes de construir la casa. Las clases de principio de curso son mucho más suaves y se van introduciendo los conceptos más básicos e importantes para una buena práctica. Así el yoga se establece como debe ser de forma paulatina, lenta y segura creando unos buenos cimientos, sembrando venas semillas que más tarde se convertirán en buenos frutos.

Siempre digo a mis alumnos que las mejores clases son las de principio y las de final de curso porque cada curso nuevo es diferente, se introducen nuevas temáticas que se irán desarrollando a lo largo de los meses, llegamos a clase para iniciar un camino nuevo, motivados y expectantes ante lo nuevo por descubrir y sentir los últimos días todo lo aprendido es una gran experiencia. Es sentir el camino del yoga.

Por eso si tienes claro que vas a acudir a clase, no lo dejes para más tarde e incorpórate al viaje desde sus inicios.

Yo ya estoy preparada, motivada y con un hermoso proyecto a desarrollar este curso te invito a acompañarme.

Con mucha Luz.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia durante su visita. Política de Cookies.

Acepto Modificar